. Las opiniones de los demás | Claudia Vaisman

Junto con mi última publicación me encontré de frente con el tema de esta columna, las opiniones de los demás y que podemos hacer con ellas.

El año pasado “Tenemos mucho que aprender de la mujer colombiana” recibió muchos comentarios de todo tipo, algunos de ellos llenos de felicitaciones y otros rayando en lo agresivo. Bueno esto de que vivimos en mundos interpretativos esta ahí a la mano, en lo simple, en lo cotidiano, no es un predicamento filosófico que vive en un libro.

Antes de ayer, recibí un críptico comentario, que condujo a un intrigante mail y luego a una llamada telefónica. En ella, una persona que decía representar a una parte de la audiencia del post, me brindó un valioso aporte.

En cierto sector se había comentado entre colegas lo que se consideraba como un post “burdo” y “hecho a la rápida”. Lo que primero me sorprendió y me sentí honrada, fue su interés y atención, es decir, estas personas destinaban tiempo a hablar de mi. Luego me comentó que mi post que no estaba en la línea del resto de mis publicaciones. Lo segundo que me sorprendió gratamente, es que se me ha seguido lo suficiente como para identificar mi estilo. Y finalmente tenían una opinión respecto del contenido, mi ego se enaltecía en él, eso no era “de buen gusto”. Lo tercero muy favorable, tengo un equipo encargado de mi imagen pública.

Al poco andar de la conversación me di cuenta de que existía un contexto de obviedad, yo interpreté que lo escrito decía claramente lo que yo quería comunicar … me equivoqué, asíque luego de escuchar, me dispuse a esclarecer con información abundando en el mismo post. Al parecer lo escueto de éste segmentaba mucho.

Estoy gratamente sorprendida, profundamente agradecida por el tiempo destinado y la agudeza de las observaciones, también la discreción, humildad y energía para hacerme llegar el comentario. En todo momento es una ganancia, un avance y un aprendizaje para mi.

¿Qué podemos hacer con las opiniones de los demás? Escucharlas con humildad y usarlas a para completar nuestra perspectiva e iluminar, por otro lado comprender de donde provienen y luego decidir libremente si queremos accionar.

Después de todo en mi soloprenur, la audiencia es parte de mi equipo de comunicaciones.

Agradecida y atenta.

Share This